jueves, 31 de diciembre de 2009

A San Juan de Oro.

De Ciénega salimos nuevamente por la mítica Ruta Nacional 40 con el objetivo de alcanzar San Juan de Oro.
San Juan de Oro es una pequeña localidad casi despoblada que es atravesada por la Ruta Nacional 40 en donde se destaca su capilla, hoy abandonada.
Allí en el medio del silencio de la Puna, el rugido de los motores del tractor y de la Ecosport dejaron su huella y nosotros uno de los más gratos recuerdos de la travesía.
En esta entrada les contamos como fue nuestra experiencia allí.



Transitamos por la Ruta Nacional 40 y llegamos a San Juan de Oro a las 15:30 horas. Lo primero que se puede apreciar es la construcción principal del pueblo que es su capilla que pese al abandono evidente de la misma se la ve muy sólida. Alrededor de ella hay un grupo de casas algunas derruídas y otras que mantienen indicios innegables de que allí vive alguien.




Todo era silencio y quietud, aparentemente nos encontramos frente a un pueblo fantasma, pero no. El Charque secándose a los impiadosos rayos ultravioletas del sol puneño y la cocina solar son evidentes muestras de la existencia de habitantes.
Sin ir muy lejos, en el río Granadas observo la presencia de una señora lavando ropa en el río.
Junto a nosotros vemos que hay una persona esperando bajo la sombra de una pared de una casa derruída. Se trataba de la señora que nos pedía alcanzar el coche en Ciénega. Allí esperaba pacientemente el paso del colectivo Andes Bus.
Nuestro paseo por este minúsculo pueblo de la Puna siempre giró en torno a su construcción principal, la iglesia, razón por la cual una gran cantidad de fotos son de esta.







Mi exploración por la iglesia me lleva a un pequeño hueco en donde puedo fotografiar el interior de la misma. Este descubrimiento mío fue mejorado por parte de Chugo quien la ha filmado.



Luego de ello seguí caminando, encontrando en la parte trasera de la iglesia un grupo de casas en paja y adobe que evidenciaban la presencia de personas.







Luego de estar paseando por este grupo de casitas voy al reencuentro con Chugo y con Juan quienes estaban merodeando por la zona de la iglesia.
Deborah era todo una incognita...¿dónde se había metido Deborah?



Como bien dice Chugo, Deborah sigue sorprendiéndole 20 años después de casados!!! Grande Flaca!!!

Después de ello, Juan se pone a explorar como es que llegó hasta alli la flaca y le pide la cámara a Chugo para alcanzarsela a Deborah. Y Deborah toma estas fotos hermosas desde lo alto de la iglesia.

Fotos de Deborah desde lo alto de la iglesia.




Esta grata sorpresa que nos dejó Deborah se completaría con la locura de Juan quien se trepó al techo de la Iglesia. Es que a Juan, según el, "le queda poco tiempo"....este Juan, que loco!!!



Acto seguido debo confesar que me ví tentado de subir, pero en honor a la verdad la escalera era muy angosta, con importantes desniveles y sin seguridad alguna, por lo cual al subir se me vino la imagen mía cayendo por la escalera, con una pierna rota y arruinando la travesía. Esa imaginación fue suficiente como para que abandone de inmediato la idea de subir hasta allí.
Unos minutos antes de las 16:00 horas vemos que un colectivo del Andes Bus viene levantando polvareda por la Ruta Nacional 40. La gente que esperaba el micro se levanta rapidamente y se acerca al cruce de caminos. Al llegar a dicho cruce, el micro se detiene y Chugo va en búsqueda del mismo y descubre que su conductor es el mismo muchacho que lo habían llevado en enero pasado. Así fue que saludo va, saludo viene tuvo su pequeña sorpresa de reencontrarse con este señor y de rememorar un muy lindo recuerdo.



Juan venía preguntando como era el camino hacia San Juan y Oros ya que su intensión era si se podía conocerlo lo intentaríamos, pero antes de ello iríamos hacia Misa Rumi internándonos 5 Km. por la Ruta Provincial 7.
Desde lejos, por la Ruta Provincial 7, puede apreciarse un maravilloso paisaje de San Juan de Oro que quiero dejarles como última imagen despidiendo así el 2009 y deseando a todos nuestros lectores un muy feliz año nuevo.



Muchas felicidades!!!
Axel.

No hay comentarios: