miércoles, 23 de diciembre de 2009

Por la mítica 40 hasta Ciénega.

En la entrada anterior les cuento de nuestro camino por la Ruta Nacional 40 hasta el pueblo de Paicone y de lo hermoso que fue estar allí para todos los integrantes de la Transpuna 2009
Una vez que hemos dejado a Paicone atrás continuamos por la mítica Ruta 40 con rumbo hacia Ciénega. Un pueblo ubicado a escasos 8 Km. de este.


Según la guía sobre la Ruta Nacional 40 de La Nación que terminó de imprimir en el mes de noviembre de 2006, la Ruta Nacional 40 termina en Ciénega, a la que describe como un pueblo progresista que posee un hogar escuela, una amplia y fecunda huerta comunal y una turbina de agua generadora de energía electrica. Más allá de los debates que pueden encender sobre si termina allí o no, lo cierto es que la traza definitiva de la Ruta Nacional 40 presenta todavía un recorrido errático y muy cambiante a tal punto que Chugo mismo pudo verificar que más al norte la carretera longitudinal más larga de la Argentina ha cambiado su recorrido de un año para el otro.
Podemos decir que nada es definitivo, pero hoy por hoy me quedo con la idea de que la ruta termina en esta localidad. De hecho la mencionada guía plantea un apartado dentro de su último capítulo cuyo título es "El día que la Ruta 40 se prolongue".
Salimos de Paicone a las 12.45 horas luego de haber comido bajo la fresca sombra de los árboles que teníamos frente a la iglesia del pueblo.
Una última vista de Paicone nos invita a no dejar tan fácilmente a este maravilloso lugar.

Continuamos por la 40 y a los pocos minutos nos encontramos con un primer cartel indicador.


El camino continúa entre coloridos cerros y un paisaje absolutamente solitario. A los 10 minutos de andar por la Ruta Nacional 40 nos encontramos con un nuevo cartel que indica la proximidad de la localidad de Ciénega.

A los conductores les pedimos que en este tramo tengan mucha precaución ya que van a notar una bifurcación a mano izquierda y un camino que sigue derecho. SE DEBE TOMAR LA BIFURCACION A MANO IZQUIERDA, ya que si se sigue derecho se van a topar con un alambrado que corta el camino. A veces el muy buen estado de la ruta puede hacer "entusiasmar" al conductor, toparse con un alambrado y producir un accidente. Esta recomendación es válida principalmente para quienes van en moto ya que toparse con un alambrado que corta el camino a una velocidad de 50 Km/h puede significar una fatalidad.
En las imágenes que están a continuación se puede notar con más detalle la bifurcación (antes y después del alambrado).


Vista de la Ruta a Ciénega una vez sorteado el alambrado. (Foto gentileza de Chugo).

La Ruta Nacional 40 tuerce a mano derecha en su encuentro con la localidad semidespoblada de San Juan de Oro. Nosotros seguimos por el acceso a La Ciénega que es parte del mítico camino.
Nuestro paso tranquilo por estos lares nos tomó unos quince minutos hasta llegar al pueblo. A lo lejos se puede divisar el cartel de bienvenida, abajo el pueblito.



Cruzamos el lecho semiseco de un río y allí estábamos en Ciénega. Eran la 13.20 horas.

El tractor llega a Ciénega (Foto gentileza de Chugo).

El aspecto del pueblo coincide con lo descripto por la guía de La Nación sobre la Ruta Nacional 40. Un pueblo de muy reciente vida y que ha progresado muchísimo en estos últimos años.

Niños de Ciénega (Foto gentileza de Chugo).


Paseamos por unos instantes por el pueblo disfrutando del mismo.
Al final del camino se encuentran un grupo de casas y el local de una iglesia evangélica que dice haber sido fundada en el año 1980. Este dato es de fundamental importancia ya que nos da en parte una pauta de la existencia y antigüedad del pueblo.
En la búsqueda de información  me encuentro con un señor que vive en las casas que se encuentran al final del camino y le pregunto acerca del estado del camino hacia el paso fronterizo Ciénaga - Río Mojón.
En la puerta de su casa se puede leer una antigua pintada partidaria de las elecciones del 83 que me llama la atención y dialogando con él me cuenta sus andanzas militantes de áquel tiempo. También me cuenta un poco sus vivencias en este distante punto de nuestro país.
Chugo, Deborah y Juan esperan espectantes cerca de los autos mientras yo dialogo con esta persona por espacio de cinco minutos.
A mi vuelta les comento que el camino estaba en perfectas condiciones y que podíamos seguir hasta el límite con Bolivia.
Agradecemos la información, hicimos algunas preguntas adicionales y seguimos nuestro camino hasta el Paso fronterizo, distante, según nuestra hoja de ruta que preparó Chugo con suma profesionalidad, 4,6 Km. del pueblo.
En la próxima entrada viajaremos hasta el Paso Fronterizo Ciénega - Río Mojón o Hito II - 13.

Será hasta la próxima y felices fiestas para todos!!!

1 comentario:

Chugo dijo...

Felíz navidad!!!
Muchas felicidades para vos y para todos tus seres queridos!
Un gran abrazo
Chugo & Deborah

P.D. ya no me quedan palabras de elogios para los post :)