jueves, 3 de diciembre de 2009

Abdón Castro Tolay.

Dejamos atrás el manto blanco de las Salinas Grandes para transitar por una amplia planicie tapizada con vegetación amarillenta.


Pasamos rápidamente el cruce de la Ruta Provincial 11 y luego la variante este de la Ruta Provincial 75 que nos conduce a Abdón Castro Tolay, la cual elegimos no tomar.

En la foto satelital de Google Earth se puede apreciar en azul la ruta escogida y en blanco la que decidimos no tomar.

Tomamos la variante que se encuentra más al oeste de la Ruta Provincial 75, la cual se encontraba en muy buen estado general ya que habían pasado muy recientemente la máquina vial y habían acondicionado, además de todo el camino, el cruce del Río de las Burras. Este cruce era nuestro principal temor no porque haya agua y tuviéramos que vadear el río sino porque allí hay importantes bancos de arena.
El cruce del Río de las Burras se encuentra internándote por la Ruta Provincial 75 a menos de un Km. (800 metros para ser más exactos) de la entrada de la intersección con la Ruta Nacional 52.
Entre el cruce del río y el pueblo de Abdón Castro Tolay nos separan cerca de 13 Km aproximadamente.
En el camino nos encontramos con un Renault 12 blanco también que era de la gente del pueblo.
Aguante los Renault 12 carajo!!!
Poco a poco el paisaje plano va dando lugar a la presencia de montañas que terminan en forma de acantilado, claramente eso significa que estamos llegando a Barrancas.
A un y otro lado de las montañas corre un extenso valle - que luego se encajona cada vez más - por el que corre el Río Barrancas, el cual desemboca en el Río de las Burras.
Estuve allí con Roslie durante el año 2005 y lo encontré ciertamente cambiado al pueblo.

Vista parcial de una calle de Barrancas.

Otra vista más del pueblo.

Monumento al niño puneño en la Plaza 9 de Julio.

Abdón Castro Tolay es un pueblo de la Puna Jujeña ubicado al sur del Departamento de Cochinoca y que cuenta con aproximadamente 1300 habitantes, según el censo 2001. Fundado en Octubre de 1919, su origen del nombre actual se relaciona  con la vida de un maestro quien trabajó muy duro por el desarrollo del mismo. Así fue como en 1954 se impuso el nombre de Abdón Castro Tolay a la zona conocida como Barrancas.
Volviendo un poco al camino paramos antes de entrar al pueblo - a las 13:40 horas - en el cartel de bienvenida en donde tomamos algunas fotos. También nos pusimos a hacer payasadas en una cancha de fútbol que está ahí nomás del camino.

Junto al tractor, Juan y Deborah en el cartel de acceso a Abdón Castro Tolay (Foto gentileza de Chugo).


Chugo y la llegada triunfal del R12 a Barrancas.

La volada del arquero sin pelota.

Chugo, el tractor y la Iglesia de la Virgen del Valle.

Llegados al pueblo estacionamos los autos en la puerta de la Iglesia que data del año 1932 y que se encuentra consagrada a la Virgen del Valle. Sin dudas una iglesia muy humilde, la cual no pude constatar si hubo cambios en su interior ya que se encontraba cerrada.
Caminamos brevemente por sus calles y de inmediato yo me puse en campaña para buscar a Marciano Barconte de quien tenía el dato que guiaba en la zona para hacernos conocer los petroglifos y pinturas rupestres que allí existen.
Así fue que preguntando por él, di con Hernán al que le comenté que si bien conocía el lugar no me animaba a guiar al resto ya que dudaba seriamente de mi capacidad de encontrar los petroglifos y las pinturas rupestres. Enseguida se ofreció como guía.
Me pide si por favor lo esperábamos unos minutos que ya venía.
En la espera mientras tanto conversamos y sacamos fotos cuando de pronto aparece y dice "bueno, vamos quien me lleva".
Se suscitó entonces un pequeño problema que era que en ninguno de los dos autos cabían un alfiler. Con buena predisposición, Hernán fue hasta su casa y nos pidió que nos adelántasemos que el nos alcanzaría. Salimos y poco a poco fui redescubriendo este lugar al que visité con Roslie hace más de cuatro años atrás.
A la salida del camino - el cual ignoraba que se trataba de la continuación de la Ruta Provincial 75 - está el cementerio.


Luego el camino continúa hasta que damos por fin con los paredones que albergan este tesoro arqueológico que custodian los mismos pobladores y al que recomendamos a los señores turistas que lo visiten, sepan respetar el lugar, evitando dejar basura e inscripciones innecesarias que dañen el patrimonio que la gente del pueblo custodia con mucho esfuerzo.

Los autos estacionados en la Ruta Provincial 75 a la espera de Hernán (Foto gentileza de Chugo).

El 12 y la 75.

La ventanita es el ícono inconfundible del Parque arqueológico. Allí comienzan los petroglifos y pinturas rupestres.

llamas.

pinturas de animales.

El entorno del paisaje.

El diablo carnavalero.

El mapa.

Cuando por fin llegamos, inmediatamente me familiarice con el lugar y pude identificar fácilmente algunos de ellos. En ese preciso instante llega Hernán en una moto con dos chicos más quienes se separan y cruzan el valle para colocar unas trampas para cazar animales.
Así fue como poco a poco fui redescubriendo este lugar del cual creí haber olvidado detalles, pero al encontrarme en el terreno me fue absolutamente familiar.
Mientras Hernán explicaba el significado y la importancia de este lugar que atesora petroglifos y pinturas rupestres que datan de entre 500 y 1000 años de antigüedad, nos comentaba que proyectan armar un centro de interpretación de la zona e intentar lograr obtener un mejor control contra el huaqueo (robo) ya que del otro lado del río hay muestras inconfundibles de esta práctica nefasta. Se refería a una pieza arqueológica que se encuentra dentro de una cueva del otro lado del río y que por suerte no lograron terminar de llevarse, pero que quedó tristemente arruinada con rasgos inconfundibles del intento de robo por parte de inescrupulosos y que pudimos visitar en el 2005 con Roslie.
Entre charlas y preguntas se hicieron las 15:15 horas. Hernán ya había concluido su corta guía y nos cobró por ello tan solo 25 pesos pero que al final terminamos dejándole 30.
Nuestro camino continúa por la Ruta Provincial 75 y luego por la Provincial 11 para llegar a Casabindo.
Esta ya es otra parte más de la historia...
Será hasta la próxima!!!

1 comentario:

Chugo dijo...

Muy bueno!!! Como todos los posteos.
Saludos
chugo