miércoles, 3 de marzo de 2010

Día de excursión (1º Parte).

Con la noticia de que han sido encontrados "los perdidos" sanos y salvos, es que nosotros se nos presentaba claramente la oportunidad de hacer una excursión al día siguiente.
Para ello nos levantamos bien temprano. A las 9 los niños que van al colegio izaron la bandera cantando el aurora ante la presencia de un policia que impartía órdenes como si estuviera en un cuartel . Se le eschaba decir vista al frenntee, firrrmesss, algo que  todos hemos compartido como una cosa realmente lamentable que ocurriera 25 años después  del regreso de la democracia. Increíble e inconcebible.
A a las 9:30 de la mañana charlamos con Aldo Concepción Martínez - Secretario de Gobierno de Tolar Grande - para ver si podíamos hacer una excursión con Flavio Quipildor o con quien dispongan ellos ya que la camioneta disponible era la perteneciente al Intendente de Tolar Grande, Sergio Villanueva.
Antes de entrar a la Municipalidad para dialogar con Aldo, los vimos a "los perdidos" quienes muy sueltitos de cuerpo andaban paseando con la 4x4 y jugando con el GPS. Las palabras mías en ese momento de haberlos visto son sinceramente irreproducibles.
Ya dentro de la Municipalidad de Tolar Grande, nos sentamos a charlar con Aldo a quien le contamos la intensión de hacer un recorrido por Ruta Provincial 27 hasta Caipe, de allí a Mina La Casualidad y de allí por Alto Samenta hasta el Cono de Arita, regresando por el camino que va del Cono de Arita a la Ruta  Provincial 27. Adicionalmente le dijimos que si bien sabíamos que no estaba en el tarifario ya teníamos calculado los costos y le sugerimos que modifiquen la resolución tarifaria para incorporar nuevos recorridos como por ejemplo este que ya había hecho yo junto a Roslie en enero de 2009.
Aldo asintió y nos dijo que luego de poner a punto la camioneta y de cargarle nafta, iba a ir con nosotros Juan.
Lo cierto es que veíamos que la camioneta iba de un lado a otro y daba vueltas por todo el pueblo, esto nos hacía impacientar un poco. 
Finalmente a las 10:15 estábamos listos para salir!!!

La verdad es que fácil hubiera sido la Transpuna con una de estas ¿no?.

Lo cierto es que luego de una larga espera podíamos encarar una de las excursiones planeadas. Para Chugo, Deborah y Juan los lugares a ver eran todo una novedad y para mi el reencuentro con paisajes inconmensurablemente hermosos de los que me han cautivado como pocos.
El nombre de Arizaro debe origen a un vocablo de origen Kunza que significa dormidero del buitre, en alusión a que allí llegaban los cóndores en búsqueda de osamentas del ganado que perecía en su penoso viaje a Chile. También Arizaro puede devenir de la palabra Quechua Ari Saru, el cual significa huellas hirientes, en alusión a que los arrieros que transitaban a Chile debían atravesar este inmenso salar dejando sus pies lastimados y su calzado roto por el filo de los cristales de sal. Su superficie total es de 1500 km2 o sea unas 8 veces menos que el de Uyuni y unas 7,5 veces más que la Ciudad de Buenos Aires.
Este salar posee una antigüedad entre 5 y 10 millones de años en el Mioceno Superior (Era Terciaria) y se cree que se trata de antiguos lagos salados de origen volcánico sin salida que fueron evaporándose dejando la salinidad en el suelo.
Tuvimos la suerte en la excursión de cruzar el Salar de Arizaro de este a oeste y de sur a norte, razón por la cual hemos podido comprobar que en su vasta geografía existen diversos paisajes: algunos ampliamente blanquecinos y otros que presentaban mucho sedimento, tornándolo una mezcla entre el color rojizo de la tierra con el blanco de la sal. También con extrañas formaciones en el medio del salar de pequeños volcanes que no se han desarrollado como el que pudimos apreciar desde Caipe con forma de herradura o el Cono de Arita, símbolo indudable del Salar de Arizaro.
Pusimos proa en la solitaria Ruta Provincial 27 y salimos a la conquista del Salar de Arizaro.
Vale la pena aclarar que el Salar de Arizaro es el salar más grande de la República Argentina, con lo cual nos acompañaría en una parte muy importante de la excursión con diversos paisajes. 

 
  
 

El color del salar muta del rojo al blanco y a lo lejos pueden observarse distintos volcanes como ser el Aracar, Salín, Pular (Chile), Socompa y Llullaillaco.

 
  

El camino nos hace recordar que algunos lo intentaron y quedaron allí con sus sueños en el sueño eterno.



Seguimos nuestro camino y al llegar a la zona de Taca Taca  y a Vega de Arizaro el color de las montañas que se encuentran alrededor del Salar cambian nuevamente una y otra vez.

 
  
  
  
  
  

Luego de estos hermosos paisajes con los que yo me volvía a reencontrar y con los que Chugo, Deborah y Juan quedaron maravillados, llegamos a Caipe. 
En lo que a mi respecta el trayecto me pareció más corto esta vez que la pasada, sin embargo era sólo una sensación ya que el camino era exactamente el mismo.
Caipe es una antigua estación del Ferrocarril Gral. Belgrano del Ramal C - 14 o Ferrocarril Huaytiquina  que cubría el trayecto Salta - Antofagasta (Chile). Desde esta estación se transportaba el azufre extraído en Mina Julia  y procesado en Mina La Casualidad. 
Mina La Casualidad deja de funcionar debido a la decisión gubernamental del gobierno de facto de Videla  y su Ministro José Alfredo Martínez de Hoz - en el año 1978 - aduciendo que dicha planta minera, dependiente de Fabricaciones Militares, no era rentable. Lo que sobrevino en el pueblo fue el abandono obligado por parte de sus habitantes ya que allí no había otra cosa para hacer. Caipe pronto dejó de ser una estación de importancia para ser tan sólo una parada hasta que el tren dejó de funcionar también en la década del 90.
A partir de esa época todo fue abandono y desolación.

A lo lejos puede verse Caipe.
 
A partir de este punto el camino la ruta 27 va en dirección a Mina La Casualidad (a la izquierda), a Caipe (a la derecha - sin señalizar en este cartel - a 5 Km.) y al Paso de Socompa por Ruta Provincial 163 (derecho).

 
La camioneta del Servicio Municipal de Tolar Grande con el fondo del Salar de Arizaro.


Los que lo intentaron y no llegaron.



Estación Caipe.


Estación Caipe, atrás unas vicuñas ascienden silenciosamente la montaña.


En la parte baja de Caipe hay una iglesia y los vestigios de lo que seguramente fue una escuela. 

  
Libros del Ferrocarril que muestran que hubo actividad por lo menos hasta 1990.



Estación Caipe.



Interior de la estación Caipe. Muchos papeles del ferrocarril yacen lamentablemente tirados en el suelo.


Interior de la Estación Caipe.



Papeles del ferrocarril.


 Estación Caipe (Fotos Gentileza de Chugo).


Una vicuña cruza el tramo asfaltado de la Ruta Provincial 27 (Foto Gentileza de Chugo).

 
Que fenómenos  Deborah y Chugo!!! (Fotos Gentileza de Chugo).




Si esto les ha parecido hermoso esperen a ver lo que viene...en Locos x la Puna!!!

1 comentario:

Leticia dijo...

Muy bueno el Blog! Visitamos la zona este año y es realmente maravilloso todo.
Saludos desde Uruguay