lunes, 15 de marzo de 2010

Despedida de Tolar Grande (1º Parte).

En el día anterior Chugo y Deborah nos habían planteado que no podían por razones estrictamente presupuestarias poder ir a la Laguna de Santa María (Ver entrada anterior).
Con Juan estuvimos tratando de convencerlos - incluso invitándolos -. Ante la negativa por parte de ellos, Juan y yo consideramos que lo mejor era no ir tampoco, solidarizándonos en alguna medida con semejante privación. O íbamos los cuatro o no iba nadie ese fue el razonamiento.
Por esta razón, este día está signado por los cambios de planes.
Por la mañana, nos levantamos temprano, desayunamos y pedimos la cuenta general de nuestra estadía allí en Tolar Grande, la cual ascendió a $ 588,- por los tres días que estuvimos allí las cuatro personas con comidas incluídas - desayuno, almuerzo, merienda y cena -. Esto es a razón de $ 147,- por persona que divididos en tres días es $ 49,- por persona por día. Algo realmente más que económico.
En cuanto al viaje lo habíamos saldado el día anterior cuyo costo ascendió a $ 584,- (unos $ 146,- por persona). Hagan números, vean todo lo que vimos en la excursión (que duró 9 horas) y saquen sus propias conclusiones.
Lo cierto es que ya a las 9 de la mañana estábamos poniendo a punto los autos y esperando a que llegue nuestro amigo José Piu que nos traería los bidones de combustible desde San Antonio de los Cobres en la camioneta del servicio municipal de Tolar Grande.
Mientras estaba charlando con una de las hijas de Lorenzo, José llegaba a la casa de Lorenzo y se encontró con Chugo a quien le entregó gentilmente los bidones de nafta que nos servían para proseguir con la travesía. Grande José!!!
Chugo entra a la casa y me cuenta que estaba José afuera. Al salir nos fundimos en un abrazo y rápidamente me contó como sufrió desde Salta el asunto de los turistas extraviados en Tolar Grande. Entre otras cosas también me puso al tanto de algunas ideas y proyectos a llevar a cabo en Tolar Grande y yo le sugerí también que trabajara en la necesidad de actualizar la resolución tarifaria del servicio municipal en lo que respecta a los recorridos. Luego de ello, se disculpó ya que tenía que irse a una reunión. Obviamente que sabiendo de sus ocupaciones estaba más que disculpado, nos saludamos con un hasta luego. Y así será José!!!


Mientras tanto Deborah jugaba con la nietita de Lorenzo quien en estos días que estuvimos allí nos acompañaba en muchas ocasiones ayudándonos a lavar el auto, mirando las fotos en la notebook de Chugo o sencillamente charlando junto a nosotros. Una dulce total!!!
Una vez que terminamos de preparar las cosas, saludamos y nos despedimos de Tolar Grande. Claro que la despedida de un lugar tan maravilloso no puede ser sino con una gran despedida del lugar. Con ese objetivo es que nos fuimos primero a la entrada del pueblo en donde Deborah hizo, como es ya su habitual característica, una de las suyas.


Deborah y el cartel de bienvenida a Tolar Grande (Foto Gentileza de Chugo).

Allí estaba colgada del cartel para sorpresa de todos - incluido el mismísimo Chugo -. Hubo lugar para varias fotos: del Renault 12 y la Ecosport, de Juan y Chugo - los conductores de esta travesía -, de Deborah y yo - los copilotos -, de Deborah colgada del cartel y de los V4. Todas bajo el marco imponente que nos ofrecía el gigante Volcán Aracar en el fondo.


Los pilotos y las máquinas (Foto Gentileza de Chugo).



Los fierros!!!


Los V4!!!


El paisaje.

Proseguimos unos Km. más adelante hasta donde se encuentra el Salar de Tolar y en donde se encuentran los Ojos de mar. Allí disfrutamos ampliamente del entorno que el paisaje nos ofrecía, recorriéndolo durante más de media hora. Aquí sus fotos.


Juan, la sal y el Aracar.


la sal y el Cordón del Macón  en un día espectacular.


la vegetación es ciertamente escasa.


El cartel indica Los Ojos de Mar.


Deborah y el entorno del paisaje.


Ojo de Mar.


En el Ojo de Mar, ni les cuento como quedaron las zapatillas, pero a quién le importa después de disfrutar con semejante paisaje!!!.


¿Las nubes y el cielo? no es el terreno irregular del salitre y el inmenso cielo azul. Azul celeste y blanco como nuestra querida Bandera Argentina en los confines de nuestra Patria.


El Salar de Tolar y el Cordón del Macón.


El Ojo de Mar.



Este maravilloso lugar se encuentra a 5 Km. de Tolar Grande - antes de su arribo si se viene desde Salta -. Allí fue que se encontró un ecosistema muy particular - el de los estromatolitos - correspondientes a microorganismos fósiles vivientes que sobreviven en lagunas de alta salinidad, a una altura en donde escasea el oxigeno en altas proporciones y con una exposición solar de altísima radiación. Estas condiciones - que recrean el ecosistema cuando nacía la vida - son propicias para estos micoorganismos que existen en muy pocas partes del mundo y uno de los lugares en donde están es en Tolar Grande y en las cercanías de Socompa, ambas en la Provincia de Salta. Recientemente y gracias a la fecunda tarea llevada a cabo por la Licenciada María Eugenia Farias es que se descubrieron estos auténticos fósiles vivientes que recrean y permiten conocer como era la vida hace unos 3500 millones de años atrás. 
Gracias a este descubrimiento - que revolucionó la vida de los Tolareños - es que en Tolar Grande se están encarando algunas acciones de preservación y de minimización del impacto ambiental. Entre ello podemos decir que en Tolar Grande se están instalando el tendido de caños para el desagüe cloacal y la restricción del acceso a los Ojos de Mar en autos. Es por esa razón que para llegar a los Ojos de Mar debimos dejar a los autos al costado de la ruta y caminar varios metros dentro del salar. Todavía quedan de un pasado reciente las huellas de alguna camioneta o algún cuatriciclo que dañó la zona. Esperemos que para el goce de las generaciones futuras este hallazgo pueda ser conservado en buen estado, recuperado en el caso de la laguna que está contaminada y que no haya más daño al terreno que es sumamente frágil. Creo que desde Tolar Grande van por la buena senda, esperemos que los turistas que allí lleguen hagan lo mismo.
Después de disfrutar de este maravilloso lugar, seguimos viaje despidiéndonos de estos maravillosos y únicos paisajes.

3 comentarios:

Joel Ali dijo...

Hermoso lugar, bella travesia, gracias por compartir Tolar Grande

Joel Ali dijo...

que buenas fotos de Tolar Grande simplememte impresionante

Anónimo dijo...

Q gran lugar increible
Loteos en Salta
Venta de Lotes en Salta