sábado, 12 de diciembre de 2009

Y seguimos en el camino...

Salimos de Rinconada luego de estar por término de casi una hora y media allí.
Debo confesar que en lo que a mi respecta este pintoresco pueblo merece habernos quedado un poco más, pero el objetivo principal del día estaba todavía algo lejos de alcanzar y era necesario ser estrictos con los tiempos para poder llegar a él antes del atardecer.
Tomamos la Ruta Provincial 7 hasta el empalme con la Provincial 71. En el camino podíamos divisar nuevamente el azul de las aguas de la Laguna de Pozuelos. El camino a uno y otro lado nos encontramos con diversos animales de pastura como ser ovejas, cabras y llamas. Realmente este zona me ha gustado mucho.


El camino continúa por la Ruta Provincial 71, de la cual Chugo ha tomado la foto que vemos abajo en el punto exacto en donde se empalma con la Ruta Provincial 7.


Debemos decir que teníamos ciertas dudas acerca de estado de este camino. En Rinconada le habíamos preguntado a dos personas que estaban lavando una terrible 4x4 y ellos nos dijeron que estaba bueno el camino, pero ¿era realmente así?, ¿para quién o quienes estaba bueno?, ¿para una 4x4 o un auto convencional?. Confíamos en la palabra de estas personas y nos mandamos y a decir verdad estaba bueno el camino para cualquier tipo de vehículo.
En poco tiempo estábamos llegando al empalme con la Ruta Provincial 70.


El cartel claramente nos indica los destinos hacia arriba por la Ruta Provincial 71 a Mina Pan de Azúcar, a la izquierda tomando la Ruta Provincial 70, y conectando con la 7, Abra Pampa y a la derecha por la 70 también y luego empalmando con la 40 hacia el sur, Pirquitas.
Continuamos camino por la Ruta Provincial 70 a mano derecha para luego empalmar a la altura de Liviara con la nueva traza de la Ruta Nacional 40 en dirección norte hacia Cusi Cusi.
La belleza del lugar nos transporta hasta un pequeño pueblo ubicado sobre la Ruta Provincial 70 que se llama Santo Domingo. Este pueblo que apenas tiene unos quince años. Llegamos allí con todas las ganas de disfrutar unos quince o veinte minutos a toda foto pero lamentablemente un poblador de allí con muy mala predisposición nos indicó que no debíamos tomar fotos, razón por la cual yo tengo solo una foto desde muy lejos, lo mismo Juan y Chugo quienes se encontraban sacando fotos en el momento en que nos lo dice este señor que no podiamos tomar fotografías.
Estas fotos, las únicas que se pudieron sacar, pertenecen a Chugo y a Juan respectivamente son de Santo Domingo.
La que se encuentra más abajo es la única foto mía y a lo lejos, muy lejos, se puede apreciar el pueblo.


Estuvimos alli en este minúsculo pueblo conversando con esta persona quien nos dijo su apellido y que ahora no recuerdo. La conversación giró en torno un poco a como nació el pueblo, con que servicios cuenta y ver si de ese modo el tipo "aflojaba" con lo del tema de las fotos.
Todavía no entiendo las razones, ya que no esgrimió ninguna, simplemente nos prohibió tomar fotos. Nuestras cámaras por respeto se cerraron no bien nos lo dijo.
Seguimos camino rumbo a Liviara mascullando un poco de bronca por el hecho de no habernos llevado justamente un buen recuerdo de Santo Domingo.
Dejamos atrás finalmente este pueblo para si encarar la parte más complicada de este tramo que era la zona del Abra de Fundiciones. Debíamos ascender hasta los 4400 metros sobre el nivel del mar en una cuesta que de por sí es bastante empinada. El Renault 12 y la Ecosport ni se quejaron de ello.





Nuestra marcha continúa entre montañas y un cielo azul maravilloso. Al llegar a lo más alto nos detuvimos y festejamos por este logro. En la primer foto El tractor, la Ecosport y Juan sacándonos a nosotros fotos, en la segunda Deborah con la cámara de ella y de Chugo nos sacan a Juan, Chugo y a mi festejando. Semejante salto a 4400 metros sobre el nivel del mar y ni puna que sentí!!!.
Eran las 13:55 cuando llegamos allí.

Luego de estos festejos y la emoción por haber alcanzado sin inconvenientes el Abra de Fundiciones, nos dirigimos en bajada hacia Liviara.


Los mapas de la mayor parte de las guías de rutas marcan a Liviara como que se encuentra unos Km. antes de llegar a la Ruta Nacional 40. Nunca tan errado eso. Liviara se encuentra justo en la intersección de la Ruta Provincial 70 con la Ruta Nacional 40. Nos recibe allí la calle principal, que es ni más ni menos que la mítica 40, que recibe el nombre de Anastacio Prieto cuando atraviesa el pueblo.

Foto de la puerta de la Escuela en Liviara. Allí se observa el cartel del nombre de la calle Anastacio Prieto (Foto Gentileza de Chugo).

Fotos de Liviara.


Nuestro camino continúa por nuestra querida Ruta Nacional 40. Nos separan del objetivo final del día tan solo 39 Km. pero ¿son tan sólo?. A decirles la verdad es mucho más que eso todavía.
En la próxima entrada les contaré un poco sobre ello...por la mítica Ruta Nacional 40!!!
Hasta la próxima!!!

4 comentarios:

Chugo dijo...

Te felicito por como estás contando el viaje... más detallado IMPOSIBLE!!!

Axel Kiberl dijo...

Chugo y yo debo felicitarte por las colecciones completas de la transpuna. Hay un montón de fotos que no las recordaba y que están hermosas.

arnold_diez dijo...

hola como estan gracias por publicar estas imagenes de mi pago, disculpe del hombre sobre el entredicho de las fotos, yo naci en fundiciones en un lugar agradable, tiene su historia y su cualidades espero una pronta visita de ustedes hacia fundiciones seran recibido de la mejor manera, xq nuestra cultura lo dice y sigan publicando fotos q hacen bien a la provincia chau y suerte en su aventura. arnold_diez@hotmail.com

Axel Kiberl dijo...

Arnold: Gracias por comentar en Locos x la Puna. Por supuesto que en el momento nos sentimos muy mal porque nosotros no somos gente mal intencionada ni con propósitos secundarios que sean malos como por ejemplo tomar fotografías para luego querer quedarnos con tierras o cosa por el estilo. Supongo que la prohibición vino por ese lado para proteger y protegerse de gente mal intencionada. Lo importante es que pudimos conocer la zona y mucho más y los recuerdos que quedan en nuestras retinas de los paisajes son más importantes y mucho mejores que cualquier foto.
Saludos.
Axel.