martes, 24 de noviembre de 2009

"Hola, yo soy Juan"...

..."veo que podría ser el padre de cualquiera de Uds."
Estas fueron las primeras palabras de Juan Rapallini el cuarto integrante de la Transpuna 2009 al encontrarnos con él en la entrada de la cafetería del Hotel El Jardín en Tilcara.



Así fue la presentación de Juan quien vive en La Plata, tiene 64 años y a decir de él "le queda poco tiempo"...este Juan no puede con su genio!!!
No quería continuar la crónica del blog sin poder describir un humilde perfil de su persona. Continuar la crónica sin hablar de él es como que algo queda rengo, incompleto.
Justamente porque Juan no se trata de una persona que se "prendió" a último momento en la travesía, sino que planificando por su cuenta una travesía por la Puna solo junto a su Ford Ecosport vió un mensaje en un foro que publicó Chugo y ahí nomás en una charla telefónica de 20 minutos con él quedó sellado su destino junto al nuestro en la travesía.
Los cuatro queríamos hacer lo mismo, hacerlo juntos es mucho mejor que por separado. Nunca tan acertado ese pensamiento.
Que puedo decir de Juan...por encima de todo que se trata de una gran persona. Viajero experimentado, cuenta en sus alforjas muchos miles de Km. sobretodo en una de sus pasiones, la Ruta Nacional 40.
Amante de la Puna a tal punto que conversando con él me ha dicho que ha conocido gran parte de la Patagonia Argentina y Chilena (sólo por comparar algunos lugares) y que son paisajes perfectos, parecidos o iguales a una postal, pero que la Puna tiene esa belleza única y extraña que nos hace sentir muy pequeños entre tanta magnificencia. Esa visíón de la Puna, que comparto absolutamente, fue como música para mis oidos. 
Su espirítu jovial y aventurero ha sido una constante en todo el viaje. A Juan se lo podía ver subido a lo más alto de un cerro, o bajando el Valle de la Luna Jujeño, o trepando al techo de la iglesia de San Juan de Oro y siempre agregando una cuota de humor haciéndose el que estaba cansado y que no daba más. Siempre ha tenido en la manga una sonrisa con que devolver una pregunta y eso se debe justamente a su excelente sentido del humor y su sentido de oportunidad del momento en donde hacer una broma o de meter un comentario gracioso.
Como viajero y compañero ha aportado sus experiencias con criterio sumamente profesional, esto se traducía en forma clara en las charlas que solíamos tener al término de cada día, en las decisiones que se toman en el camino, en la conducción prudente de su automóvil y en su conocimiento de mecánica general, entre otras cosas.
En fin es un "loco lindo"...como uno!!!
Aguante Juan!!!

2 comentarios:

Chugo dijo...

Aguante Juan!

Ricardo dijo...

Juan siempre fue un gran tipo, hicimos toda la escuela secundaria juntos y nos recibimos de Técnicos Mecánicos hace nada mas que 50 años.Voy a aprovechar sus conocimientos de la Puna, porque pienso ir en septiembre y tengo algunas dudas. Un saludo grande a todos lo que componen este sitio